archivo

Archivos diarios: abril 16, 2010

Sucede en ocasiones que los proveedores de desarrollo de software tratan de incorporar como sea en un desarrollo una determinada tecnología, un determinado producto o una determinada funcionalidad no solamente porque entiendan que puede ser la mejor solución, sino también por un interés estratégico (dominan mejor ese producto, les interese tener implantaciones del mismo, puedan reutilizar esa funcionalidad en otros proyectos, etc…).

No veo mal que se intente, de hecho resulta hasta lógico, pero en cualquier caso siempre se debe consensuar con el cliente estas cosas (si éste ve razonable las peticiones del proveedor, probablemente las termine aceptando todas o parcialmente) y si el interés es contrapuesto (el cliente apuesta por otra solución u otra tecnología porque entiende que para este proyecto es mejor o porque van en líneas con las directrices tecnológicas de la organización), siempre hay que hacer caso a lo que el cliente indique, en caso contrario no sólo se corre el riesgo de que te echen para atrás gran parte del trabajo y/o se generen conflictos, sino que probablemente existan más posibilidades que el producto no vaya a buen puerto, ya que el responsable técnico o temático del cliente, en la mayoría de los casos, conoce mucho mejor su negocio y las características de su organización y de los usuarios que trabajan en ella.