archivo

Archivos diarios: abril 23, 2010

Desde mi punto de vista, uno de los aspectos que te puede servir para seguir avanzando en tu desarrollo personal y profesional consiste en estar dispuesto a analizar o interiorizar visiones, aspectos, circunstancias, hechos, situaciones, comportamientos, experiencias o conocimientos que te suponen una ruptura de los esquemas, una ruptura de la forma en que sueles hacer las cosas o incluso de concebirlas.

El gran problema es que no siempre tenemos la mente (y el ego) abierto para reconocer que hay ciertos aspectos de nuestra vida, de la forma en que hacemos las cosas en el trabajo, etc… que son mejorables, de hecho como todos sabemos todo es susceptible de mejorar.

¿Por qué esas soluciones distintas a lo que solemos hacer no van a ser buenas?, ¿por qué eso que le funciona a tal persona o a tal organización no me va a funcionar a mi?, ¿por qué una visión distinta debe ser peor? No digo que se tenga que aceptar cualquier cosa por el simple hecho de ser diferente, sino que por lo menos le demos la oportunidad de analizar o aplicar a aquellas que consideremos lo suficientemente relevantes.

Para seguir mejorando hay que tener la mente abierta a sondear otras posibilidades, otra forma de hacer las cosas. Yo soy la primera persona a la que le cuesta mucho aceptar situaciones o soluciones que supongan una ruptura de mis esquemas, pero también he aprendido que si se quiere evolucionar hay que analizar y aplicar alternativas y que muchas veces estas requieren un cambio de algunas ideas o pensamientos que creíamos totalmente consolidados o lo que es lo mismo, una ruptura de los esquemas, de no ser así, estaríamos autolimitados por nuestra particular forma de ver las cosas y nos perderíamos toda la riqueza de conocimientos y experiencias que nos rodea.