Potenciar las fortalezas II

¿Por qué si por ejemplo un programador es capaz de hacer el trabajo de tres programadores y le gusta su trabajo hay que convertirlo en analista para que gane más dinero?, ¿por qué no se valora su productividad en lugar cambiarle su perfil profesional?. Alguno dirá, pues porque de analista funcional puedo facturar por él X y de programador 0.6*X. Pese a que esto pueda parecer razonable sólo lo es si medimos los trabajos por horas en lugar de por servicios. Puede que haya algunos encargos que sean simples bolsas de horas, pero habrá alguno (muchos) que serán servicios y ahí lo realmente importante y lo que esperan los clientes es que el trabajo se haga y bien, lo haga un técnico o diez.

Concebir esta forma de organizar al personal, como hemos visto, es rompedora respecto a cómo se suelen estructurar las empresas, pero por el simple hecho de ser diferente no quiere decir que se esté cogiendo un camino equivocado, ya que no creo que sea erróneo aprovechar cada empleado en aquellas tareas donde puede resultar más productivo.

La productividad también está ligada a las aspiraciones y satisfacción del trabajador, por lo que además de que pueda resultar muy productivo en una determinada tarea, hay que evaluar si realizar la misma le llena o quiere evolucionar hacia otro tipo de trabajo. Volvamos al ejemplo del programador, supongamos que se trata de un técnico con una gran habilidad y experiencia en la realización de este tipo de tareas y que siente satisfacción en la realización de las mismas, pero que desea asumir otro tipo de responsabilidades, en este caso soy partidario de que en el momento que se pueda y si es posible se le permita evolucionar tal y como lo está pidiendo, pero que también se le intente enfocar su carrera profesional a donde puede resultar más productivo, es decir, si ese técnico puede resultar un buen analista o un buen gestor, pues resulta interesante incorporarlo a ese itinerario, sin embargo si lo suyo es la realización de tareas eminentemente técnicas, lo mismo hay que incorporarlo al Departamento de I+D o Arquitectura.

Otro ejemplo que puede ilustrar todo esto lo tenemos en el fútbol, supongamos que cuando Casillas negoció su primer contrato importante con el Real Madrid le comentasen: “si quieres ganar más dinero, tienes que jugar de delantero”, ¿no es absurdo?, pues esto es extensible a otras actividades. Lo lógico es aprovechar a Casillas en la posición donde más puede rendir, que es de portero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: