Aprendiendo a vivir en los toboganes

Todos tenemos toboganes emocionales, a veces estamos tremendamente animados, otras veces nos sentimos frustrados, aburridos, en ocasiones tenemos problemas laborales y/o personales, a veces estamos mejor o peor de salud, echamos más o menos horas en el trabajo, etc…

Es difícil mirando la situación en perspectiva de cada uno de otros mantener un equilibrio, ya que el peso que llevamos sobre los hombros no siempre es el mismo.

Esa circunstancia no va a variar, lo que sí podemos controlar es cómo influye esa realidad sobre nosotros mismos y los que nos rodean, ya que estos últimos no tienen porque aguantar más peso sobre las espaldas que el de por sí llevan y sobre nosotros porque si no asumimos que la vida da muchas vueltas no podremos extraer de cada instante de nuestro presente todas lo positivo que haya en ese momento. Esas cosas positivas, esa media sonrisa que nos sale de vez en cuando, son la que nos hace levantarnos cada mañana con ganas de seguir aportando cosas, a nosotros mismos, a los que queremos y a nuestro entorno personal y profesional.

2 comentarios
  1. jj dijo:

    Por una experiencia personal muy cercana me ha hecho cambiar mi actitud en la vida, y pensar que estamos rodeados de cosas buenas y muy positivas, y que debemos disfrutar de todas las situaciones, no hay problemas que no tenga solución excepto la salud. Cuantas veces nos ha pasado que ante un problema laboral o personal creemos que se va a caer tu vida o el mundo, y después pasa el tiempo y te surge otro problema más grave y relativizas el problema anterior hasta que llega los problemas de verdad y te das cuenta que hay que mirar para delante, ser optimista y si surge un problema intentar resolverlo, pero no cargarte a la espalda toda la responsabilidad porque al menos estás intentando buscar la solución, y más ahora que a nivel profesional tienes que informar a compañeros que no se cuenta con ellos. En conclusión, todos tenemos bajones, pero la mejor manera de superarlo es mirar para delante y creo que en estos momentos es cuando debes apoyarte en los que te rodean, y te sorprenderás lo que te pueden aportar. Y como dice tu titulo se aprende a vivir en esos toboganes….

    • jummp dijo:

      La vida es así, un tobogán, con sus buenos momentos y sus malos momentos y de cómo se viva cada uno de ellos condiciona mucho tus siguientes experiencias y puede hacer que los buenos momentos sean cada vez más largos y los malos momentos más soportables.

      Somos seres humanos, hay cosas que nos afectan, nos duelen, que nos quitan el sueño, es inherente a nuestra existencia y por tanto no se puede ignorar, sí soportarlo de mejor manera, pero no se puede dejar encerrado en un cajón.

      También la vida nos regala experiencias tan intensas y tan maravillosas que sólo un segundo de ellas nos llena de tal forma que hace que incluso de noche las estrellas brillen más y de día el cielo sea más azul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: