archivo

Archivos diarios: junio 9, 2010

He escuchado en alguna tertulia radiofónica que para que en España volvamos a ser competitivos tendría que existir una reducción generalizada de los salarios. Yo no soy nadie para contrarrestar una opinión realizada por un experto en economía, pero desde mi punto de vista el problema de la falta de competitividad no está exclusivamente en los salarios, es más, por encima de ellos consideraría otros factores como la falta de productividad (esta es achacable tanto a los recursos humanos como a los procesos productivos) y como la necesidad de adaptar los modelos de negocio a la realidad actual.

Una reducción salarial como es lógico no solucionará ni de cerca los problemas de productividad, sino que probablemente hasta los perjudicaría y podría provocar que talento que trabaja para empresas nacionales buscasen otras alternativas para conseguir un mayor poder adquisitivo. Pero claro, tocar los sueldos parece lo más sencillo, ya que intentar mejorar en otros aspectos como la productividad, la investigación y el desarrollo, el marketing, etc… requieren un mayor esfuerzo y talento.

También hay que entender que contra algunos países no vamos a poder competir en precios por mucho que se bajen los salarios (porque el nivel de vida que tenemos impone un límite en la reducción de los mismos a lo que se suma que muchos de ellos son estructuralmente más productivos), por lo que tal vez hay que buscar la competencia en segmentos de mercado donde el importe de los productos y servicios se pueda igualar, donde puedan primar otros factores como por ejemplo la calidad a la hora de realizar la adquisición de los mismos o donde directamente la competencia sea mucho menor.