Archivo

Archivos diarios: junio 12, 2010

Hace unos días tuve la oportunidad de ver el documental “Océanos de plástico” y me resultó tremendo. Si tenéis la oportunidad, os recomiendo que lo veáis porque por mucho que nos imaginemos el daño que le estamos haciendo al medio ambiente por nuestros hábitos de consumo y forma de vida no alcanzará el nivel que nos muestra este documental. Como el nombre del mismo indica, muestra una serie de ejemplos de los efectos que provocan los residuos del plástico y derivados en nuestros ríos, mares y océanos.

No soy un activista contra el cambio climático, ni tampoco soy un activista medioambiental, respeto a este grupo como aquellos que piensan lo contrario siempre y cuando tanto unos como otros se basen en el debate, en el diálogo y en la obtención de conclusiones constructivas. Por tanto en todo esto tengo una visión bastante neutral de partida y después trato de crearme mi opinión sobre lo que leo, veo y escucho.

El plástico se ha convertido en un elemento fundamental en nuestra vida diaria queramos o no, miremos donde miremos nos encontraremos con objetos hechos de plástico o que entre sus componentes lo tienen, por ese motivo terminar de la noche a la mañana con él, sin otra opción que lo sustituya y de coste similar, lo veo prácticamente imposible. Esto no quiere decir que la cosa no pueda mejorar, sí que se puede, pero pasa principalmente por lo siguiente:

- Incrementar la conciencia social del problema: En mi opinión es lo primero que tiene que cambiar, mientras sigamos sin ver que existe el problema difícilmente podremos darle solución. Una vez concienciados cuidaríamos mucho de separar los componentes plásticos para el reciclaje y tendríamos mucho más cuidado en tirar residuos plásticos a nuestras aguas.

- Incrementar la conciencia política del problema: Se tienen que impulsar políticas que propicien y potencien el reciclaje de estos productos, la limpieza de este tipo de residuos en las aguas, así como que se favorezcan los proyectos de investigación y desarrollo que permitan mejorar los procesos de reciclaje y búsqueda de alternativas a los componentes plásticos en los diferentes productos que lo utilizan.

Esta es mi opinión sobre este asunto, personalmente intentaré mejorar algunos hábitos, sé que una sola persona no puede cambiar nada, pero también sé que ya hay muchas personas concienciadas sobre esto, seré un grano de arena más, pero creo que mejor eso que nada.

CBO es otra métrica de las propuestas por Chidamber y Kemerer y se utiliza para medir el acoplamiento entre clases.

Originalmente, el cálculo del CBO para una clase, según las especificaciones de sus autores, se realizaba teniendo en cuenta las dependencias hacia dentro de la clase y las dependencias de la clase respecto a otras. Esto era por la propia definición que se realizó para acoplamiento entre dos clases, ya que se decía que dos clases estaban acopladas cuando una utiliza/accede a métodos y atributos de otra (por tanto se establecía una relación bidireccional). En este cálculo sólo se contaba cada ocurrencia una sóla vez, es decir, si una clase utilizaba dos métodos de otra, sólo contaba una vez. Además tampoco se tenían en cuenta las relaciones de herencia entre clases.

Posteriormente diversos autores reinterpretaron el concepto, lo que ha dado lugar a que en la actualidad en el cálculo del CBO en la mayoría de los casos solo se tengan en cuenta las dependencias hacia fuera de una clase (Fan Out). También existen interpretaciones de esta métrica donde se tienen en cuenta las relaciones de herencia.

La existencia de diferentes interpretaciones de la métrica provoca que en ocasiones la lectura de bibliografía sobre la misma no especifique con claridad si se cuenta solo las dependencias salientes o si hay que contar (como originalmente) las dependencias entrantes y salientes. Por ese motivo, si tomais la decisión de buscar más información sobre la materia tened en cuenta que podéis encontraros con definiciones y métodos de cálculo diferentes en función de la fuente que consultéis.

En cualquier caso e independientemente de la interpretación de la forma de cálculo, tal y como comenté anteriormente y tal y como el mismo nombre de la métrica indica, lo que pretende medir es el acoplamiento o lo que es lo mismo el grado de impredecibilidad del comportamiento y funcionamiento de una clase por la dependencia que tiene de otras y si se toma la definición original de Chidamber y Kemerer además el grado de responsabilidad o influencia de esta clase respecto de otras, es decir, el grado en el que modificaciones de la clase puede afectar al funcionamiento o compartamiento de otras.

Como sucede en el caso de otras métricas que miden acoplamiento, como por ejemplo RFC o DIT, es una medida de la complejidad de una determinada clase y por tanto, valores de CBO altos sugieren que puede ser una clase candidata a ser tratada mediante pruebas unitarias (aunque como bien sabemos las pruebas unitarias no entran en aspectos funcionales) y a estar en cuarentena en las tareas de mantenimiento por posibles efectos colaterales provocados por la modificación de clases con las que tiene dependencia hacia afuera.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.200 seguidores