archivo

Archivos diarios: julio 3, 2010

Ya he comentado en alguna ocasión que una de las principales virtudes de los que nos dedicamos al desarrollo de software es la creatividad, pero que también se convierte en uno de los mayores defectos ya que la creatividad en ocasiones va en contra del sentido de la practicidad y de buscar el camino más corto para llevar a cabo el proyecto.

Este artículo va más allá de lo que es propio desarrollo de software en sí, sino que pretende llevar esta reflexión a otras áreas que pueden ir desde la selección de un producto a vender, la estrategia de marketing del mismo, la estrategia comercial de una empresa y en general a una gran cantidad de ámbitos profesionales.

Parto de la base que valoro y mucho la creatividad y que apuesto firmemente porque las organizaciones trabajen en proyectos bien seleccionados de investigación y desarrollo, porque todo esto de ejecutarse de manera adecuada podría dar lugar a importantes ventajas competitivas para la organización respecto a sus competidores. Esto puede ser perfectamente compatible con copiar determinadas políticas, determinadas líneas de productos, estrategias, etc… de la competencia directa o bien de otras empresas que se dedican a otro negocio, pero que en las cuales se observan aspectos de gestión, comerciales, marketing, organización, etc… que podrían ser de gran utilidad.

Cuando hablo de copiar no quiero que se me entienda al pie de la letra, sino que se trata de realizar un análisis de lo que se aprecia que funciona, teniendo en cuenta además la tendencia del mercado y de cómo poder ajustarlo a las características de nuestra organización, pudiendo introducir matices que todavía lo hagan más ventajoso.

Si vemos que algo vende y hay mercado, ¿por qué no ir hacia ese mercado con productos similares o mejores?, si vemos que una empresa está logrando buenos resultados con una determinada política comercial, ¿por qué no aplicar una política similar?, si vemos que una determinada estrategia de gestión y de organización está funcionando y puede mejorar la que estamos utilizando, ¿por qué no intentar introducirla?.

Desde mi punto de vista hay que aplicar la fuerza creativa y la innovación donde se pueda ser diferente y esa diferencia proporcionar una ventaja estratégica, en el resto de ámbitos aparte de estar inventado casi todo, hay suficientes ejemplos como para poder comparar modelos entre sí y con el nuestro y elegir qué puede resultar apropiado y qué no para mejorar los resultados tanto en lo que a la venta de productos o servicios se refiere como a la propia gestión interna, reducción de costes de producción, etc…