archivo

Archivos diarios: julio 14, 2010

En el artículo de ayer indiqué que las limitaciones personales deben entenderse como una liberación, ya que entender que no tenemos infinidad de capacidades, cualidades o conocimientos, no crea falsas expectativas y no crea un estado de permanente presión. Podemos siempre seguir aprendiendo y por muy deprisa que lo hagamos seguirán existiendo multitud de caminos sin explorar. Esto no debe desalentar al proceso de aprendizaje, al contrario, ya que el mismo enseña que detrás de cada puerta hay otra puerta y eso es emocionante.

Otra ventaja de las limitaciones es que permiten agudizar las habilidades innatas y las adquiridas a través del aprendizaje y la experiencia. Estas cualidades son nuestros instrumentos y con ellos nos tenemos que defender en nuestro entorno profesional y laboral, esto quiere decir que cada vez tendremos una mayor pericia con los mismos, tendremos más desarrolladas esas habilidades y además, todo el conocimiento y aprendizaje adicional que vayamos sumando, además de aportarnos otras nuevas, permitirán que las que ya tenemos brillen más.