archivo

Archivos diarios: julio 22, 2010

En el desarrollo de software hay muchos roles, uno de ellos es el de gestor o jefe de proyectos el cual por regla general tiene que estar pendiente de una gran cantidad de proyectos.

Independientemente de que en cada momento unos requieran más atención de otros, si el número de proyectos que depende del jefe de proyectos es amplio siempre habrá potencialmente más cantidad de trabajo que tiempo disponible para realizarlo, independientemente de la metodología o estrategia de gestión del tiempo o de proyectos que se utilice.

Dado que existe más cantidad de trabajo real que tiempo para hacerlo tenemos dos opciones, dedicar más tiempo (al final por mucho tiempo que dediqués de más seguirás teniendo el mismo problema) o aplicar la estrategia de mantener el descontrol de los proyectos bajo control. ¿En qué consiste? Principalmente en ser conscientes de que por mucho tiempo que dediquemos a gestionar los proyectos siempre va a haber aspectos que no vamos a poder controlar al 100%, por lo que en muchas ocasiones puede haber una sensación interior generalizada de descontrol, no obstante una vez que se asume que no es posible controlar todo al detalle el siguiente paso es controlar los principales hitos de los proyectos, resolver los problemas que se vayan planteando en el mismo y realizar un seguimiento aproximado de los trabajos que se realizan en cada momento.

Esto que parece tan fácil no lo es tanto, ya que requiere ser muy disciplinado, también para que las cosas vayan lo mejor posible ayuda mucho que los proveedores y/o el equipo de proyecto cumplan y no te hagan estar persiguiéndoles para que te proporcionen la información que necesitas o satisfagan los plazos y requisitos de calidad exigidos.