Archivo

Archivos diarios: agosto 13, 2010

Dennis MacAlistair Ritchie, es el padre del lenguaje C y creador junto a Ken Thompson del sistema operativo UNIX (casi nada).

Entre sus citas hay una muy interesante relacionada con la calidad del dato (traducción muy libre): “El 20% de los datos que graban los usuarios en los formularios no son buenos” (dado que no he traducido literalmente, pongo la cita en su idioma original: “Twenty percent of all input forms filled out by people contain bad data.”).

No puedo saber si es un 10 un 20 o 50% de la información que se graba, pero la mayoría de los sistemas de información presentan carencias en lo que a la calidad del dato se refiere, lo cual tal vez afecta menos al trabajo del día a día (sacar adelante las tareas que se tienen encomendadas) pero sí que tiene serias repercusiones cuando se quiere explotar o extraer conocimiento de los mismos.

El problema de la calidad del dato no se debe solucionar exclusivamente mediante controles y más controles en los programas, ya que ese exceso de rigidez provocará rechazos en los usuarios, hará más complicada la asistencia que se les ofrezca y además en muchos casos será poner puertas al campo, ya que como todos sabemos hecha la ley hecha la trampa y al final los usuarios terminarán descubriendo cómo se le puede engañar al programa.

Tampoco la solución es dejar plena libertad al usuario, ya que de lo contrario la información sería prácticamente imposible de explotar (una pena, ya que una aplicación con un campo “memo” para que el usuario pueda escribir lo que quiera además de ser tremendamente flexible, barata y fácilmente mantenible, nos ahorraría continuos dolores de cabeza a los que nos dedicamos a esto :-) ).

Hay que poner controles, los adecuados, ¿cuánto es adecuado?, la experiencia tiene mucho que decir en este sentido y dependerá de muchas cosas, pero también pasa la mejora de la calidad del dato por la utilidad que el usuario le vea a la aplicación (cuanto más le facilite el trabajo, más interés pondrá y más tiempo tendrá para intentar que los datos que grabe sean los mejores posibles) y por el fondo que vean los jefes al mismo, ya sea por la mejora de la eficiencia de los procesos involucrados o por la posibilidad que se les ofrece de extraer información y/o conocimiento para su gestión a corto, medio y largo plazo.

Todos tenemos picos de trabajo, para algunos incluso todo el trabajo es un pico.

En la profesión informática muy pocas veces se trabajan las horas que aparecen en el contrato, en unos casos por “recomendación” de la empresa que te paga, en otros por la responsabilidad individual de cada uno en llevar correctamente los proyectos que tiene asignados.

Sea cual sea el caso, hay que intentar en la medida de lo posible llevar una gestión del tiempo lo más correcta posible:

1) Uno de las causas que más pérdida de tiempo provoca son las reuniones: intenta que sean las justas y necesarias, si no da tiempo de preparártela en profundidad, al menos ten claro que objetivos pretendes conseguir con la misma y lucha por intentar alcanzarlos. Intenta que la reunión esté centrada en la materia que se esté tratando evitando que se desvíe la atención a otros temas.

2) Si la convocatoria de la reunión depende de ti, trata de establecer un orden del día, aunque sea informal y con pocas líneas, te permitirá centrar la reunión y que los asistentes tengan un punto de referencia.

3) Si la reunión tiene que celebrarse (reunión de seguimiento de proyecto, por ejemplo) pero tienes un hito más urgente, intenta aplazar la reunión un tiempo razonable, por regla general hablando se entiende la gente y si la reunión no es crucial se pondrán pocos reparos a retrasarla dos o tres semanas.

4) Utiliza el medio de comunicación más adecuado con tus compañeros o proveedores a las circunstancias que se planteen, a veces será mejor levantarse e ir a hablar con la persona, otras el teléfono, otras la mensajería instantánea, otras el correo electrónico. La experiencia y el conocimiento de tu medio determinará que es lo más adecuado para cada situación e interlocutor.

5) Si necesitas tomarte descansos, lo mejor es que los concentres, de esta manera el descanso será más efectivo y no te provocarás tantas interrupciones.

6) Intenta cerrar cosas. Muchas cosas pequeñitas abiertas generan mucho esfuerzo de mantener vivas hasta que se cierran.

7) Prioriza, pero no olvides las tareas pequeñas, es más, si la tarea que llega es muy pequeña, lo mismo hasta interesa quitártela (incluso con una interrupción en tu actual tarea) que soportar el overhead de tener que mantener que tenemos esa tarea pendiente.

8) Intenta tratar bloques de tareas completos e intenta evitar que queden flecos.

9) Aprovecha los picos de tiempo. Si te quedan 5 o 10 minutos para irte, intenta cerrar tareas, aunque sean pequeñas, lo agradecerás.

10) Delega. La responsabilidad de que lo que se delega no funcione es tuya, por tanto de la misma manera que tienes que apreciar el trabajo de la persona a la que has delegado si esta lo hace bien, también tienes que exigirle responsabilidad en el caso de que no lo haga de manera adecuada.

11) Cuando des instrucciones intenta que en las mismas se traten diversas posibilidades, es decir, si pasa X entonces hacer esto, si pasa esto otro entonces hay que hacer tal, etc… esto permitirá que tu equipo sepa que hacer sin necesidad de estar consultándote continuamente.

12) Otorga un margen de error al equipo, es decir, dale la oportunidad de que se equivoque hasta el umbral que decidas marcar. De esta manera no solo se fomenta su crecimiento sino que también te evitará interrupciones que lo mismo cuestan más que el margen de error que se ha considerado tolerable.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.200 seguidores