Ahora más que nunca hay que mirar al software libre

Ahora que se está intentando recortar gastos por todos los lados tanto en las organizaciones públicas como privadas creo que ha llegado el momento de empezar a mirar con más detenimiento, si cabe, al software libre.

Es un problema intentar hacer los deberes ahora, con prisas, ya que una migración de determinados componentes software que utiliza una organización a una solución libre es algo que requiere hacerse de manera meditada y siguiendo un plan. En muchos casos, si la organización es grande el proyecto puede ser muy complejo y durar bastante tiempo hasta que se ejecute completamente. En cualquier caso, siempre existe la posibilidad, cada uno acorde a sus posibilidades de empezar a implantar soluciones libres, sobre todo es más fácil en el caso de la implantación de productos nuevos o si ya se tiene previsto y programado la sustitución de un determinado software por otro.

No se trata de meter el software libre con calzador, habrá determinada infraestructura software de una organización que sencillamente no podrá ser migrada a software libre, ya sea por coste o por el riesgo que puede suponer toda migración (para una organización grande, una migración no satisfactoria de un componente software tipo núcleo puede costar cientos de miles o millones de euros), la idea es entender las ventajas que te ofrece, que van más allá del coste, no obstante, en este artículo me centraré principalmente en los aspectos económicos que es lo que a día de hoy se entiende mejor porque la falta de peso en el bolsillo agudiza los sentidos. Recuerdo que el software libre no tiene que ser gratis (aunque si es GPL probablemente no será muy complicado encontrar una versión sin coste totalmente legal), pero incluso teniendo un coste será por regla general más barato que su equivalente propietaria y si preocupa el soporte, existe multitud de empresas que pueden dar ese servicio para la mayoría de las soluciones libres a un coste muy razonable.

Antes de enfocar la mirada al software libre, hay que hacer inventario, es decir, determinar cuáles son los componentes software y aplicaciones de mi organización, cuánto me cuesta mantenerlas ya sea por licencia, soporte, etc…, cuáles son más estratégicas, cuál es el estado del ciclo de vida de cada una, qué impacto puede tener sustituirla por otras y qué medidas habría que aplicar (a alto nivel) para poner en su lugar una solución basada en software libre.

Cuando se haga ese inventario probablemente se vean oportunidades para sustituir aplicaciones u otro componente por una alternativa libre y se podrá presupuestar los beneficios económicos que traería esa medida. Esos miles, decenas o centenas de miles de euros que se pueden ahorrar puede suponer un respiro importante para la organización.

La migración a software libre tiene un coste, por lo que en muchos casos la pescadilla se morderá la cola y entre ese coste y el miedo al cambio (más o menos justificado) muchos proyectos o deseos de implantar soluciones de software libre esperarán a mejores tiempos. Si ese coste es asumible y el proyecto es viable y puede suponer un ahorro real, ¿por qué no intentar aplicarlo?, ¿por qué no dar la oportunidad por lo menos a estudiar más o menos a fondo si es posible ahorrar costes aplicando una estrategia orientada al software libre?.

Anuncios
12 comentarios
  1. jummp dijo:

    Yo creo que cada mercado tiene su sitio y que en la actualidad hay soluciones propietarias como por ejemplo Oracle que no tienen una respuesta libre cuando estamos hablando de organizaciones que tienen un buen número de aplicaciones. Yo creo en el software libre y en que siempre que haya una alternativa libre de igual capacidad que una propietaria se debería apostar por ella si el contexto y circunstancias en que se encuentre la organización lo permite.

  2. Lo importante del software no es que sea libre o no, lo importante es que realice el trabajo que el usuario necesita que haga y que lo haga bien y eficiente.

    Migrar porque es la moda o porque un “guru” lo recomienda no es una opción.

    • jummp dijo:

      Por supuesto lo más importante es cubrir el servicio y si para unas determinadas tareas el software propietario es la mejor opción dentro de tus posibilidades económicas pienso que hay que apostar por él.

      No obstante, si el servicio te lo puede cubrir una solución libre y la solución propietaria no es mejor o si lo es la diferencia no es sensible, sí que entiendo que se debe optar por la opción libre.

      Richard Stallman lo ve de otra manera (ya traté este asunto en la serie de artículos que dediqué al software libre) ya que entiende que por encima de todo está la libertad. Yo también pienso que la libertad también está por encima de todo, aunque lo veo de otra forma, es decir, la libertad entre otras cosas consiste en tener la oportunidad de elegir y si la tienes hay que optar por aquella solución que te permita obtener unos mejores resultados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: