archivo

Archivos diarios: septiembre 11, 2010

Leo en Genbeta que Bloglines dejará de prestar servicio a partir del día 1 de octubre.

Es una lástima que un proyecto que se inició en el año 2003 haya llegado a su fin, de hecho fue el primer agregador que utilicé, más tarde me pasé a Google Reader. Pero el mercado es así, entiendo que los costes de mantenimiento del servicio en comparación con los ingresos no serán rentables (y que no se prevé que en el futuro las cosas vayan a mejorar) y habrá provocado que se tome esa decisión.

En el artículo de Genbeta se comenta que ha podido afectar mucho la tendencia de los usuarios de leer las noticias directamente de servicios como Twitter, ya que es cierto que muchas organizaciones, bloggers, medios, etc… (y cada vez son más) vuelvan sus noticias en él, por lo que bastará con ser follower para tener de primera mano los enlaces a las mismas o bien esperar a que cualquiera de las personas que sigues pongan noticias que crean relevantes (haciendo en cierto modo de filtro social). Esto provoca según el artículo, que la actividad de los agregadores ha llegado a su límite y que la tendencia es que los usuarios se dirijan a otros medios como las redes sociales (Twitter no sería la única alternativa, Facebook o cualquier otra cumplirían perfectamente con el mismo cometido).

Entiendo también que a Bloglines le habrá afectado mucho la concentración de usuarios en Google Reader la cual si ya tenía el camino muy despejado, ahora todavía lo tienen más y le tocará el reto de ser competitiva contra esas nuevas opciones para la lectura de noticias que cuentan con masas de usuarios todavía mayores.

Alrededor de los datamart se ha creado un misticismo que ha provocado en muchos casos, fracasos en los proyectos y/o en otros la adquisición de productos o de una infraestructura que no es acorde con la realidad de lo que se quiere hacer.

Cuando se quiere construir un datamart acude uno muy rápido a la teoría, pero realmente lo primero que hay que hacer es estudiar el problema a fondo antes de buscar una solución, que puede pasar por el desarrollo de un datamart clásico o académico o por una alternativa más acorde a lo que se quiere obtener. No hay receta mágica, lo primero es estudiar la situación y después en función de eso, tomar decisiones.

Salvo que tengas que trabajar con millones de registros y quieras realizar complejas operaciones con los mismos, no recomiendo que se adquiera una infraestructura propietaria especializada para trabajar con los datos, es totalmente innecesario. Si se quiere, móntese un entorno paralelo al de explotación para no perjudicar su rendimiento (aunque para perjudicarlo y que se note teniendo un entorno de producción medianamente empresarial, habría que darle bastante caña), pero si se tienen ya adquiridas licencias de base de datos lo mejor es aprovecharlas antes de ir a por otro tipo de soluciones. Sé que esto va en contra de la teoría y de lo establecido en el mercado y probablemente muchos de los que leáis esto no estaréis de acuerdo, pero es lo que me dice la experiencia tras haber participado ya en bastantes proyectos de este tipo y haberme tropezado en bastantes piedras.