Siempre profesionales

Sucede en ocasiones que cuando un proveedor pierde interés en el desarrollo de un proyecto ya sea porque está empezando a dar pérdidas o no ve asegurada su continuidad en el mismo en posteriores fases de mantenimiento evolutivo, levanta el pie del acelerador y eso al final se traduce en la mayoría de los casos en una pérdida de calidad del producto final y, además, en muchos casos en sucesivos retrasos en la entrega.

Es humano que se pierda motivación y también que esta pérdida pueda afectar al desarrollo de un proyecto, pero una cosa es que temporalmente pueda ser así y otra es que no se termine adoptando una actitud profesional y no se enfoquen los esfuerzos en terminar el producto que se ha contratado con el nivel de calidad requerido. Si no se termina siendo profesional, los problemas en el proyecto serán bastante grandes, el cliente quedará muy insatisfecho y además se terminará perdiendo todavía más dinero. Por tanto, no es absolutamente nada rentable perder interés en el proyecto.

Ante todo hay que ser profesional y cumplir el contrato que se ha firmado, ¿qué un proyecto no ha salido bien? Si se actúa con profesionalidad es más probable que se tenga la oportunidad de tener más proyectos con ese cliente y tener entonces la oportunidad de rezarcirse en un futuro.

No todas las miradas deben dirigirse hacia el proveedor, el cliente y/o los usuarios también han podido influir en que el proyecto no esté funcionando de forma adecuada, afectando económicamente al proyecto y a la motivación del proveedor. Si eso ocurre lo mejor que puede pasar es intentar cerrarlo cuanto antes y eso no se consigue perdiendo el interés en el mismo, sino fijando todos los sentidos para terminar de pactar con el cliente los requerimientos para que el proyecto se considere entregado (después habrá que pelear con la eterna disquisición de si una incidencia o una petición es un evolutivo o un correctivo en la fase de garantía) e implementarlos. ¿Qué después de actuar con gran profesionalidad y poniendo todo para que el proyecto llegue a buen fin, no se consigue llegar a un buen término? Pues no quedará otra que intentar llegar al acuerdo más amistoso posible y pensarse muy mucho en volver a trabajar con ese cliente.

2 comentarios
  1. jj dijo:

    Estoy de acuerdo, pero ampliaría el alcance, tanto el proveedor como el cliente deben ser profesionales…Porque todos conocemos casos que el proveedor ha cumplido con creces y es el cliente el que no lo reconoce por otros motivos que la ejecucióndel proyecto. Aunque estamos en un mundo real que los cuchillos vuelan por todos los lados…Espero que el proveedor y el cliente jueguen con las mismas cartas, legalidad y profesionalidad…

    • jummp dijo:

      Totalmente de acuerdo, el negocio del desarrollo de software requiere de profesionalidad y detrás de ella se esconde una de las claves del éxito de esta profesión y esto es perfectamente aplicable a las distintas partes que participan en un proyecto: clientes y proveedores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: