archivo

Archivos diarios: noviembre 30, 2010

El hecho de que los responsables del área TIC en una organización no ocupen un puesto directivo tiene entre otras consecuencias (no es la más grave) que cada departamento de la organización pueda llegar a pensar que somos una caja negra a la que se le piden servicios, con urgencia y que tiene la obligación de hacerlos y con la celeridad que se demanda.

Eso podría ser así si por un lado el departamento TIC tuviera una estrategia anual de sistemas de información pactada con la alta dirección y un presupuesto acorde a esa responsabilidad (toda urgencia que requiera un determinado desarrollo no pactado debería ir a cargo del presupuesto del departamento demandante). Cuando no es así y tenemos departamentos que están continuamente pidiendo servicios y no aportan presupuesto para los mismos, nos encontramos en una situación problemática ya que los recursos no se pueden estirar hasta el infinito, lo cual tiene como agravante que los presupuestos internos de los departamentos TIC se están reduciendo como consecuencia de la crisis y, por tanto, la distancia que podemos recorrer es menor que la que podíamos recorrer antes.

Las generalizaciones son injustas ya que existen directores usuarios muy conscientes de que de igual manera que sus actuaciones pueden llegar hasta donde lleguen sus presupuestos (e incluso sufren lo mismo que nosotros, terceras presiones para intentar sacar un trabajo adelante que está por encima de las posibilidades reales presupuestarias), las actuaciones de informática pueden llegar hasta donde se haya invertido y si no han invertido dinero, no pueden exigir que hagamos magia. Sin embargo, existe una mayoría que no tienen en cuenta eso, que piensan que el departamento TIC tiene que resolver como sea sus problemas y que si no lo consigue en tiempo y forma no es culpa de ellos.