archivo

Archivos diarios: diciembre 24, 2010

¿De qué sirve tener en tu organización n personas que piensan igual? Esto la condena siempre a tener un solo punto de vista, lo cual ofrece poca capacidad de adaptación y esto en un mercado tan competitivo como el que existe es muy peligroso, sobre todo si recordamos la máxima de Einstein que dice que: “ningún problema puede ser resuelto desde el mismo nivel de conciencia que lo provocó”.

Pensar diferente es molesto ya que muestra a la dirección otro punto de vista, otra realidad, que aunque puedan ser conocidas, a veces no gusta que salgan a la luz. Pero también es necesario, en la diversidad está el crecimiento, si no se confronta una idea, una política, una agenda, una estrategia, ésta nace plana y el mundo real no es así.

Para que una organización funcione debe haber un orden, que exista diferentes formas de pensar no tiene por qué romperlo, es más, no debe, porque de ser así, nos encontramos con un barco en el cual cada uno rema en una dirección diferente y eso no lleva a ningún lado. Las ideas diferentes deben ser expuestas en cada contexto y a quien corresponda y éstos que tienen la responsabilidad de tomar decisiones, tomarlas, teniendo en cuenta todas las opiniones posibles y no descartando ninguna sin haberla analizado previamente.