Las cosas son lo que parecen

Estoy leyendo actualmente el libro “Piensa es gratis” de Joaquín Lorente, uno de los publicistas más reconocidos de nuestro país y me está sorprendiendo muy gratamente ya que prácticamente no conocía al autor y me está gustando muchísimo cómo escribe: dinámico y con ejemplos que te hacen llegar con facilidad el mensaje. Si tenéis la oportunidad de leerlo disfrutaréis del libro tanto o más que yo.

Me gustó mucho el capítulo en el que trata sobre el hecho de que no importa mucho lo que las cosas son, sino realmente lo que importa es lo que parecen. Una prueba de esto la tenemos con los políticos, da igual el signo, que se dedican a mostrar la realidad desde su punto de vista, deformándola en ocasiones tanto que cualquier parecido es pura coincidencia.

¿Cuántos productos peores que otros han tenido más éxito por el simple hecho de proporcionarles una imagen?, ¿cuántos ídolos de barro han alcanzado el éxito por proporcionarles una determinada cobertura mediática y después se han desvanecido cuando se les ha quitado la máscara?.

Es importante la autenticidad, yo personalmente lo valoro mucho, pero no hay que olvidar cuáles son las reglas del juego y si no las tienes en cuenta, jugarás en desventaja.

Anuncios
3 comentarios
  1. Raúl dijo:

    Acabo de ver un capítulo de Futurama donde se habla precisamente de esto. No es que sea el lugar más serio del que coger ideas, pero me ha resultado curiosa la casualidad.

    En concreto, el capítulo es el “3×21 – Future Stock” y un empresario desconocido se hace con el mando de Planet Express nombrando a Fry como su “protegido”. En un determinado momento tienen la siguiente conversación:

    Empresario: “Ahora que eres mi protegido, te haré partícipe del secreto del éxito. Adivina.”
    Fry: “¿Trabajar duro?”
    Empresario: “No”
    Fry: “¡Oh, menos mal!”
    Empresario: “¡La apariencia lo es todo! Hay que modernizar la imagen de la compañía […]”

    • jummp dijo:

      Se dice que una mentira mil veces repetida termina por considerarse verdad (aunque sea mil veces mentira).

      Cuando se crea una imagen de algo es difícil darle la vuelta si se ha convencido a suficiente gente de ello y si existe intención de que dicha imagen se mantenga. Aunque creas lo contrario, tener tantas voces y opiniones defendiendo una posición, te hace incluso dudar o creerte que una cosa es distinta a lo que realmente es.

      Todo se envuelve de apariencia y en nosotros está la capacidad de discernir ficción de realidad, aunque eso no sea fácil y también está en nosotros utilizar la apariencia cuando nos convenga. De hecho cuando toca vendernos resaltamos nuestras virtudes y minimizamos nuestros defectos, ¿no es eso apariencia?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: