archivo

Archivos diarios: febrero 2, 2011

Las relaciones de confianza son fundamentales en la relación cliente/proveedor. En el momento en que cualquiera de las dos partes la pierde, el proyecto puede empezar a peligrar. La confianza cuesta mucho conseguirla, pero tiene su recompensa, todo es más dinámico y fluido en ese ambiente. En cambio, la confianza se puede perder con mucha facilidad y es mucho más complicado recuperarla que construirla desde cero.

Mantener el equilibrio es la clave y también lo más complicado. No puede ser que el cliente siempre eche la culpa al proveedor, como tampoco puede ser que el proveedor siempre justifique sus errores en el cliente. Habrá casos extremos de negligencia donde así sea, pero lo normal es que los aciertos y fallos estén repartidos (que no quiere decir lo sean al 50%) y lo importante es que cada cual asuma sus equivocaciones. Eso es fundamental para mantener y/o crear confianza. No puedes confiar en quien intenta pisotearte o en quien intenta tomarte el pelo.

Si eres inflexible no esperes que la otra parte lo sea (puedes imponer, pero eso dura como mucho lo que dura el proyecto, salvo que seas un cliente o un proveedor fuerte). La flexibilidad entre las partes se tiene que modular y eso es más sencillo si hay confianza, si hay equilibrio. Hoy por ti, mañana por mi. Aunque parezca que no, funciona más de lo que parece.