Desarrollo de software. Un gigante sin mantenimiento

Llegó el día en que nos quedamos sin mantenimiento. Estamos en marzo de 2011, pues bien, desde el 2008 llevábamos luchando un grupo de personas para que esta situación no llegara a producirse. En aquellos tiempos ya preveíamos que algo así podría pasar y desde entonces hemos propuesto infinidad de alternativas, cada una de las cuales no llegó a ningún sitio.

Sin la crisis hubiéramos conseguido probablemente que alguna de ellas hubiera surtido efecto, pero con la situación actual en la que hay que priorizar en qué se gasta y en qué se invierte, nunca hemos estado en el corte bueno.

¿Lo considero un fracaso? Al ser el máximo responsable técnico del proyecto no puedo considerarlo de otra manera, no he conseguido que el mensaje convenza a quienes tienen el poder de autorizar el gasto. Al resto de personas que han colaborado conmigo para intentar que el proyecto continuase con mantenimiento, no puedo responsabilizarlas de nada, antes al contrario, se han dejado la piel y me han dado su apoyo incondicional y han ido más allá de la relación profesional que nos pueda unir.

¿Me rindo? En absoluto, seguiré luchando porque el sistema tenga lo que merece y necesita, un mantenimiento para continuar apagando fuegos y aguantar el tirón en espera de mejores tiempos.

El sistema seguirá en pie sin mantenimiento, por lo menos es la intención de los que quedamos en el proyecto e independientemente de que tengamos otros muchos frentes más, procuraremos mantener la aplicación en marcha todo el tiempo que nos sea posible.

Pero una cosa es la voluntad y el esfuerzo, que no va a faltar y otra hacer milagros. Sin mantenimiento se reducirá la calidad del servicio y habrá incidencias y peticiones que no podamos cubrir, esto incrementará paulatinamente el nivel de insatisfacción de los usuarios que, poco a poco, abandonarán la herramienta y además la calidad del dato irá empeorando con el paso del tiempo.

Intentaremos que el tiempo corra más despacio y que el mantenimiento llegue antes de que sea demasiado tarde. Si al final no hay vuelta atrás, no será por no haberlo intentado e independientemente de que pueda sentir el fracaso por no haber conseguido mantenerlo en funcionamiento, que me quiten lo bailado estos más de siete años que han pasado desde que asumí el proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: