A las duras y a las maduras

Cuando se trata de amor, cuando se trata de amistad sí que es entendible y hasta exigible que se esté para los buenos y para los malos momentos.

Si se trata de vínculos profesionales o comerciales debería ser diferente. De bien nacido es ser agradecido y por tanto se debe tener un trato especial con quien en circunstancias favorables se ha acordado de ti, pero dicho trato no debe suponer una pérdida económica que no sea asumible y eso lo debe entender la otra parte.

En el mundo de los negocios las adhesiones incondicionales no deben existir y si las hay se debe estar dispuesto a compartir con la otra parte un lugar en el limbo, ¿estás seguro que en caso contrario harían lo mismo por ti?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: