archivo

Archivos diarios: abril 12, 2011

Alguien puede ser muy bueno, excelente, en un determinado tipo de trabajos y sin embargo puede ser mediocre en la realización de otros. Por eso creo en la posibilidad de promoción horizontal dentro de una organización y romper ese esquema tradicional de que solo se puede promocionar hacia arriba.

Resulta que te han promocionado y has aceptado (o te han hecho aceptar) esa promoción y ahora tienes nuevas responsabilidades. El problema llega cuando esas nuevas responsabilidades son incómodas y te obligan a hacer cosas, a tratar con personas o a experimentar situaciones que no te resultan agradables y que además se repiten en el tiempo.

Ante esto tienes dos opciones, aceptar tus nuevas tareas y tirar hacia adelante o no hacerlo, si no lo haces lo más probable es que la organización decida que es hora que busques otros horizontes profesionales (dentro o fuera de la misma) o bien lo decidas tú.

Si la organización o el empleado no mueven ficha se genera un problema cuya magnitud es proporcional a la importancia de las responsabilidades ya que las mismas no están cubiertas o se intentan cubrir parcialmente por personas que tienen otras, dejando descuidadas las que realmente tienen asignadas.