archivo

Archivos diarios: abril 15, 2011

Una vez analizados los principios y asunciones que sirven de base a la metodología, es el turno de repasar su ciclo de vida.

La metodología está compuesta por tres fases que se realizan de forma secuencial:

Preproyecto. Se define el alcance global, quiénes son los departamentos y personas implicadas, los compromisos de las distintas partes y quién o quienes financiarán el proyecto.

Ciclo de vida del proyecto. Está compuesto por cinco fases:

– Estudio de la viabiliadad (Feasability study). Se estudia la adecuación de DSDM al proyecto y se identifican los riesgos del mismo. En esta fase se realiza un informe de viabilidad, un prototipo de viabilidad (el prototipo tiene sentido si se quieren evaluar algunos aspectos técnicos o funcionales y se puede utilizar para obtener información adicional del proyecto) y plan general del proyecto (plan de desarrollo + registro de riesgos).

– Estudio del negocio (Business study). Si DSDM se ha considerado adecuado para el proyecto, el siguiente paso consiste en realizar un análisis más en profundidad del proceso o procesos de negocio que se van a informatizar. La participación e implicación del usuario resulta fundamental en esta fase, si en la misma no se consigue, habría que replantear la realización del proyecto siguiendo DSDM o con cualquier otra metodología.

En esta fase se obtiene un modelo de procesos identificando los usuarios clave en cada uno de ellos, un catálogo de requisitos priorizado (algo lógico para una metodología iterativa e incremental), la arquitectura del sistema y el plan de prototipado.

– Iteración del modelo funcional (Functional Model Iteration). Se divide en 4 fases: Identificación del prototipo funcional (se definen las funcionalidades que cubrirá el prototipo y se elabora un modelo funcional del mismo), Definición del calendario (se acuerda el plan de trabajo para la realización de este modelado funcional), Obtención del prototipo funcional y Revisión del prototipo funcional (se determina el grado de aceptación del prototipo desarrollado, mediante pruebas realizadas por el usuario y/o la revisión de documentación, es muy importante la obtención del feedback del usuario para que las especificaciones del producto a obtener con esta iteración se acerquen lo máximo posible a las necesidades del usuario).

– Iteración del diseño y de la construcción (Design and Build Iteration). Se divide en 4 fases: Identificación del prototipo de diseño (se determinan los requisitos funcionales y no funcionalidades que cubrirá el prototipo), Definición del calendario (se acuerda el plan de trabajo para la construcción de este prototipo), Construcción del prototipo de diseño (será un producto utilizable para los usuarios, tratándose por tanto de un producto finalista en el sentido de que ya podría ser usado para realizar el trabajo cotidiano sobre las funcionalidades implementadas), Revisión del prototipo de diseño.

– Implementación (Implementation). Se divide en 4 fases: Aprobación del usuario (el usuario realiza la aprobación del producto a entregar), Formación (se forma a los usuarios finales de la aplicación), Implementación (se instala el producto en las instalaciones del cliente), Revisión de negocio (se revisa la adecuación del sistema a las necesidades del negocio y a los objetivos iniciales que se habían establecido para el mismo, en función de lo que se decida en esta fase se irá a la fase de Postproyecto o a una de las fases anteriores del ciclo de vida).

Si falta o se detecta algún nuevo aspecto funcional relevante se vuelve a la fase de Estudio del Negocio, si no es relevante se vuelve a la fase de Iteración del modelo funcional, si falta o se detecta algún nuevo aspecto técnico se vuelve a la fase de Iteración del diseño y la construcción.

Postproyecto. Tiene como objetivo la continuidad del sistema en el sentido de que siga siendo útil a las necesidades de los usuarios, comprendería por tanto el mantenimiento del sistema que se realizaría (si se estima conveniente siguiendo el ciclo de vida DSDM).

Es importante señalar que DSDM permite trabajar con varios prototipos simultáneamente siempre y cuando “no se molesten” entre sí, esto permite reducir el tiempo necesario para que los usuarios tengan en producción las distintas evoluciones del producto.