archivo

Archivos diarios: abril 24, 2011

El ingeniero de software Edward V. Berard, autor de diversos libros sobre la materia, realizó la siguiente cita: “Caminar sobre el agua y construir software desde una especificación son sencillos si ambos están congelados”.

Desde luego que sucede así, sobre todo si se aplican enfoques metodológicos tradicionales a proyectos de gran tamaño y en otros donde sea complejo capturar requisitos (proceso de negocio complejo, usuarios no implicados en el proyecto, etc…) y donde resulta más apropiado la aplicación de un metodo iterativo incremental (una metodología ágil) en el que el sistema de información vaya creciendo y adaptándose según las necesidades de los usuarios.

Definir requisitos y casos de uso, por muy buenas prácticas que se empleen y por mucha experiencia que tenga el analista requieren su revisión en diversos momentos del proyecto, aunque se haya elegido una ciclo de vida en cascada. Ahora bien, si no se ha previsto esto entre todas las partes implicadas se pueden producir numerosos problemas entre las mismas, ya que se quiere introducir una variable de adaptación a una metodología de desarrollo eminentemente predictiva y el proveedor, con razón, no querrá desandar camino ya andado, mientras que el cliente sí querrá que se incluyan esos cambios que considera importantes respecto a las especificaciones iniciales pero que hasta fases posteriores no han sido detectados.