archivo

Archivos diarios: abril 25, 2011

Detrás de todas las metas y objetivos que nos marcamos y luchamos se encuentra el propósito que sirve de motor a las mismas.

Al cumplimiento de un objetivo, aparecerán nuevos retos a los cuales seguirán otros. El propósito permanecerá, podrá tener algunos cambios, pero es como nuestra sombra ya que nos acompaña a todos lados.

El propósito no algo a corto, medio o largo plazo, sino que es aquello a lo que se pretende llegar, pero es atemporal, ya que se encuentra dentro de nosotros mismos, como un molde esperando a ser rellenado. El cumplimiento de nuestras metas reúne los ingredientes, los mezcla de la forma adecuada y los vierte en el recipiente.

¿Cuál es nuestro propósito?, ¿qué nos mueve?, identificarlo resulta fundamental porque de lo contrario es como tener delante nuestra un mapa, un vehículo pero no saber a dónde ir. Conocer el destino no lo es todo, hay que llegar allí y ahí es donde entramos nosotros para poner los medios adecuados para llegar a él.