archivo

Archivos diarios: mayo 6, 2011

Es posible optimizar los tiempos de realización de un proyecto de desarrollo de software, mediante la utilización de la metodología, personal y tecnología más adecuado para el mismo, así como con la participación activa de los usuarios. Desde ese tiempo, que se podría considerar como el mínimo necesario en que se puede realizar el trabajo, todo tenderá a empeorar, porque no se dispondrá del estado óptimo de todas las variables (que son algunas de las anteriores y otras muchas más, como por ejemplo la motivación y productividad del equipo que participa) y porque un proyecto está lleno de contingencias que no siempre se pueden solventar sin que provoquen un retraso.

Jim Highsmith (James A. Highsmith III) es un ingeniero de software americano (comenzó su carrera realizando tareas de desarrollo de software en el proyecto espacial Apolo), especializado en metodologías de desarrollo de software (es uno de los exponentes más destacados del movimiento de metodologías ágiles), con una amplia experiencia en el campo de la consultoría a nivel internacional. También es un importante articulista y autor.

Sobre el tiempo necesario para llevar a cabo un proyecto de desarrollo de software, Jim Highsmith realiza una reflexión sobre lo que se necesita para realizar un proyecto antes de tiempo (traducción libre): “La mejor manera de realizar un proyecto más rápido es empezar antes”.

No puedo estar más de acuerdo. Cuando se exigen plazos imposibles en un proyecto, no se conseguirán cumplir y si se entrega un producto a tiempo tendrá muchos problemas, solo restando calidad y alcance se podrá cumplir con este tipo de entregas (y por supuesto con mucho overtime).