Manifiesto ágil. Un manifiesto a favor del desarrollo de software I

Soy un converso, quizá por eso mi postura es más radical. Estoy cansado de participar en desarrollos con metodologías clásicas que no terminan de tener éxito (no tener éxito no es lo mismo que fracasar, aunque bastante de ellos sí que se podrían considerar un fracaso), podría ser algo que solo me pasara a mi, pero no es así, sucede con frecuencia y seguro que todos nosotros conocemos o hemos vivido proyectos con estos resultados.

La crisis del software sigue existiendo y existirá mientras no cambien muchas cosas. Los que nos dedicamos a esto tenemos muchos esquemas mentales que cambiar, son años haciendo los desarrollos de una determinada manera y también de formación centrada exclusivamente en metodologías clásicas.

El éxito o el fracaso de un proyecto no es exclusivo de las metodologías, pero sí predisponen a obtener unos resultados u otros.

Los proyectos de desarrollo de software tienen una naturaleza cambiante, es complicado acertar en todo: obtener los requisitos del usuario, la mecánica de comunicación entre usuario y sistema, la interfaz, etc… y lo es porque ni los usuarios tienen claro lo que quieren hasta que ven funcionalidades implementadas y también porque no siempre se interpreta adecuadamente por parte de los analistas o técnicos del proyecto las necesidades de los usuarios.

Metodologías de carácter eminentemente predictivo como las clásicas no son acordes con la naturaleza del desarrollo de software, habrá excepciones porque no existen llaves maestras que sirvan para todo.

Las metodologías ágiles, son adaptativas, son iterativas, incrementales. Sin embargo por encima de ellas está la propia filosofía del desarrollo ágil, realmente es la esencia, una vez entendida es mucho más trascendente que cualquier forma de llevarla a cabo.

Teniendo claro qué significa ser ágil, hasta su aplicación en metodologías clásicas las hace más flexibles.

En el año 2001 se reunieron en Salt Lake City diecisiete prestigiosos expertos en gestión de proyectos, ingeniería y desarrollo de software. La convocatoria la realizó Kent Beck, padre de la programación extrema.

En la reunión analizaron las problemáticas existentes en el desarrollo de software y en la necesidad de cambiar la forma en que se enfocaban y hacían los proyectos de desarrollo de software, lo cual dio lugar a unas conclusiones, recogidas en el manifiesto ágil.

En mi opinión, se trata de un manifiesto a favor del desarrollo de software, en su defensa, en la defensa de los que nos dedicamos a esta profesión ya que la mejor forma de dignificarnos es conseguir que la mayor parte de nuestros proyectos tengan éxito. Hay que romper con lo que no funciona, si el desarrollo de software es de una manera, actuar de otra es ir contra natura.

Los firmantes del manifiesto fueron las siguientes personas: Kent Beck, Mike Beedle, Arie van Bennekum, Alistair Cockburn, Ward Cunningham, Martin Fowler, James Grenning, Jim Highsmith, Andrew Hunt, Ron Jeffries, Jon Kern, Brian Marick, Robert C. Martin, Steve Mellor, Ken Schwaber, Jeff Sutherland y Dave Thomas.

El contenido del manifiesto es el siguiente, primero pongo el original en inglés y a continuación su traducción:

“We are uncovering better ways of developing software by doing it and helping others do it. Through this work we have come to value:

– Individuals and interactions over processes and tools.
– Working software over comprehensive documentation.
– Customer collaboration over contract negotiation.
– Responding to change over following a plan.

That is, while there is value in the items on the right, we value the items on the left more.”

“Estamos poniendo al descubierto mejores métodos para desarrollar software, haciéndolo y ayudando a otros a que lo hagan. Con este trabajo hemos llegado a valorar:

– A los individuos y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas.
– El software que funciona, por encima de la documentación exhaustiva.
– La colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual.
– La respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan.

Aunque hay valor en los elementos de la derecha, valoramos más los de la izquierda.”

En el próximo artículo sobre esta materia comenzaré a exponer mi punto de vista sobre cada principio de los que componen el manifiesto.

Anuncios
166 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: