Testing de caja negra (Black box testing)

Esta estrategia de testing se centra en la verificación de las funcionalidades de la aplicación: Datos que entran, resultados que se obtienen, interacción con los actores, funcionamiento de la interfaz de usuario y en general todo aquello que suponga estudiar el correcto comportamiento que se espera del sistema.

Por tanto la diferencia fundamental respecto al testing de caja blanca es que en este caso no se trabaja con el código fuente sino con el programa, no importa en este caso cómo se consigue la funcionalidad de un módulo sino que el mismo responda de la manera en que debería según las especificaciones del sistema.

No se trata de elegir una estrategia u otra, sino de elegir para cada proyecto lo que más convenga. Probablemente lo más acertado sea aplicar técnicas de ambos mundos, aunque lo más normal suele ser que se apliquen técnicas de caja negra con técnicas de caja blanca que suponen menos esfuerzo (o ninguno) como el análisis estático de código. Al final siempre será cuestión de disciplina, analizar coste y beneficio y la apuesta por una metodología o forma concreta de trabajar.

Ver también: Testing de caja gris.

Anuncios
5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: