archivo

Archivos diarios: mayo 30, 2011

Hay palabras, frases, que de repetirlas empiezan a perder todo su valor. Un ejemplo de ellos lo tenemos en destacar la importancia del capital humano, de las personas ya que es algo que se comenta muy frecuentemente como unas buenas prácticas de gestión, pero que después se pierde y queda muy oculta tras la importancia del capital estrictamente económico.

El capital humano, la importancia de las personas, del trabajo en equipo, debe pasar de los libros a la realidad. De eso eran muy conscientes los firmantes del manifiesto ágil o del PM Declaration of Interdependence. No hay proyectos sin personas, no hay éxito sin la colaboración de todos los que participan en el proyecto.

Se trata de establecer un entorno que favorezca que los integrantes del equipo de proyecto estén motivados, sean productivos y colaboren entre sí. Eso no da carta de naturaleza a que las personas que forman parte del equipo de trabajo hagan lo que quieran, quien no entienda que su trabajo es fundamental para que el proyecto salga adelante, quien no comprenda que si no cumple afecta al trabajo de todos sus compañeros, quien anteponga sus intereses individuales a los del grupo, sobra.