archivo

Archivos diarios: junio 9, 2011

Elegir el tamaño de la primera iteración (o de las primeras) es uno de los aspectos, desde mi punto de vista más complicados en los desarrollos de software que utiliza ciclos de vida iterativos e incrementales.

Se puede optar por una primera iteración más larga que las restantes, con el objeto de que el producto final obtenido en la misma pueda ser utilizable ya en un entorno de producción lo que sin duda permitiría un feedback más preciso.

El inconveniente que tiene optar por esa solución es que el desarrollo de esa primera versión puede extenderse demasiado y convertir el proyecto en precisamente lo que no queremos, una cascada.

La otra posibilidad es ir realizando iteraciones donde el resultado sea un esqueleto andante, es decir, versiones de la aplicación donde los usuarios pueden hacerse una idea del módulo software que se está construyendo, pero que todavía no tienen implementado una funcionalidad completa o todavía no resultan suficientemente significativos como para pasarse a producción.

¿Qué es mejor? Dependerá del sistema a desarrollar y de los usuarios, no obstante soy de la opinión de que si se dan las circunstancias adecuadas y la obtención de la versión utilizable en producción se desarrolla en un tiempo razonable, se opte por esta alternativa sobre la de los esqueletos andantes.