archivo

Archivos diarios: junio 20, 2011

Soy de la opinión de que en el desarrollo de software los requisitos funcionales y de interfaz de usuario deben quedar resueltos antes de empezar a codificar, sin embargo hay ciertos aspectos que no cobran su verdadera forma hasta que uno se enfrenta a su programación, hasta que se siente el código.

Sentir el código, es una cita que leí a Alex Bergonzini en su Twitter y desde luego no le falta razón ya que en la programación se enfoca el problema.

Martin Fowler también le da importancia a sentir el código en su siguiente reflexión (traducción libre): “Cuando te sientas a escribir código, aprendes cosas a las que no puedes llegar en el proceso de modelado… ya que hay un proceso de feedback al que solo puedes llegar desde la ejecución de determinadas funcionalidades y viendo como funcionan”.

El desarrollo de software es adaptativo y todo no se puede prever, a veces hay que experimentar hasta encontrar una solución satisfactoria para el usuario, eso es totalmente compatible con los desarrollos ágiles. Ahora bien, el hecho de que los principios ágiles indiquen que no hay que elevar ninguna funcionalidad a definitiva no quiere decir que todo deba ser consecuencia de la experimentación, porque construir y tirar módulos software además de ser caro puede provocar una desmotivación importante en el equipo de proyecto.

Esta profesión da lugar a momentos que en ocasiones resultan entretenidos, en otras ni fu ni fa y en otras, desagradables. Supongo que como en otros empleos.

Lo que sí tengo claro es que si no te gusta, esta profesión te lo puede hacer sentir bastante mal, aunque siempre queda la posibilidad de pensar exclusivamente en lo que te pagan, poco o mucho y tener presente que después del trabajo queda todavía mucha vida.

Esta sensación la podemos tener de vez en cuando o ser lo más común, dependerá mucho de dónde trabajemos, en qué trabajemos, de su contexto y sobre todo de lo que nos guste lo que hacemos.

¿Conozco a más gente que está satisfecha o insatisfecha en esta profesión? Si hiciéramos una encuesta no sé si la media llegaría al 5 y casi apostaría que no llegaría al 7. El desarrollo de software es muy ingrato, no está bien pagado y causa mucho desgaste.

No quisiera expresar exclusivamente sentimientos negativos, ya que cuando un desarrollo va bien, cuando te sientes cómodo en una organización y/o con tu equipo de trabajo, cuando te sientes valorado, cuando percibes que lo que estás haciendo sirve para mejorar algo, es tremendamente satisfactorio y nos hace olvidar o al menos dejar en segundo lado muchos de los sinsabores pasados.

Yo he disfrutado y odiado esta profesión y he pasado por la mayoría de la escala de grises que separa ambos extremos, ¿dónde estoy ahora? eso es lo de menos, la semana o el mes que viene lo mismo siento algo distinto, tal vez lo más importante de todo es que cuando he disfrutado su intensidad se ha impuesto a las sensaciones de los malos momentos.