archivo

Archivos diarios: julio 5, 2011

Si se tiene una aplicación que permite que los usuarios puedan trabajar de manera adecuada o si se tienen desarrollados sitios web que tienen un grado de aceptación importante, ¿para qué invertir esfuerzos en volver a realizar un sistema que haga más o menos lo mismo?.

Puede estar justificado en las siguientes situaciones:

– Importante deuda técnica de la aplicación que dificulta enormemente las tareas de mantenimiento.

– Se prevén cambios funcionales sensibles y se aprovecha para hacer una renovación tecnológica de la aplicación.

-(No deja de ser un caso particular de la anterior) Necesidad de hacer cambios para mejorar la eficiencia y productividad de los usuarios de la aplicación o para aumentar (o al menos mantener) la atención en un sitio web.

En estos dos últimos casos no estaríamos hablando de realmente de renovación injustificada del sistema, hay motivos que pueden hacer necesario desarrollar una nueva versión de la aplicación, codificándola desde cero.

Puede parecer lógico no sustituir una solución que funciona sin motivos de cierto peso, pero seguro que si nos ponemos a pensar conocemos más de un caso y más de dos.

Sobre esto, existe una cita de Richard Hill que se ajusta a lo que he comentado “No escribas un nuevo programa si ya tienes uno que más o menos hace lo que tu quieres. Y si debes escribir un programa, reutiliza código tanto como te sea posible”.