archivo

Archivos diarios: julio 27, 2011

David Hillel Gelernter es profesor de informática de la Universidad de Yale y ha escrito numerosos libros y artículos.

Gelernter encuentra la belleza en disminución de la complejidad en el software, tal vez porque es una de las variables más importantes para que un proyecto tenga posibilidades de ejecutarse con éxito, por ello en su libro “Machine Beauty” realiza la siguiente reflexión: “La belleza es más importante en el mundo de la computación que en cualquier campo de la tecnología porque el software es muy complicado. La belleza es la última defensa contra la complejidad”.

Menos es más en la mayoría de los proyectos de desarrollo de software y aproximadamente el 50% de las funcionalidades que se suelen implementar en los sistemas de información no se utilizan o tienen un uso marginal. Además, modelos de datos, arquitecturas y frameworks simples (siempre y cuando sean acordes a la naturaleza del proyecto) ayudan a que el proceso de construcción y evolución natural del software sea más dinámico y llevadero.

Los procesos de la ingeniería del software deben buscar el éxito en la ejecución del proyecto y si añaden complejidad no hacen más que poner obstáculos en el camino. El desarrollo de software es complejo, la clave es no añadir más que la que ya tiene.

Como añadido a la cita anterior, en el mismo libro, David Gelernter comenta lo siguiente: “Los buenos programadores saben lo que es la belleza, los malos no”.

Comenta Ed Yourdon que una señal muy clara de que un proyecto se ha convertido en un Death March Project lo tenemos cuando el responsable del mismo solicita un incremento de los recursos asignados, el cual se encuentra muy por encima de las estimaciones realizadas para la fase actual del desarrollo.

En el momento en que el responsable económico del proyecto o de la cuenta recibe la petición debe preguntar los motivos de la misma. No se debe rechazar sin recopilar antes toda la información necesaria, ya que existirán problemas y es el momento de tomar decisiones.