archivo

Archivos diarios: agosto 18, 2011

El prototipado es una técnica aplicable a prácticamente cualquier metodología de desarrollo ya que no es más que concretar en un entregable, que puede ir desde una serie de imágenes (para mostrar como sería el diseño de un formulario) hasta un producto software, las ideas que el usuario va lanzando sobre lo que quiere que la aplicación haga.

En ciertos tipos de ciclos de vida como el clásico o en cascada este tipo de técnica tiene mucho interés porque independientemente de que estas metodologías sean predictivas y no adaptativas, sí que resulta conveniente que por lo menos, de inicio, la diferencia entre lo que el usuario espera y lo que el analista interpreta sea la menor posible.

En metodologías evolutivas como lo son, por ejemplo, RUP o el conjunto de metodologías ágiles, cuando las iteraciones son cortas, la importancia del prototipado disminuye, si bien sigue resultando un instrumento muy útil cuando se trata de abstraer a un programa de ordenador un aspecto de negocio complejo o para intentar obtener la información más precisa posible del usuario, cuando este no tiene muy claro lo que quiere o no lo sabe explicar de manera adecuada.

Sobre el prototipado Larry Bernstein realiza la siguiente reflexión: “El prototipado reduce el tiempo de desarrollo y el coste en un 40%”.