archivo

Archivos diarios: agosto 21, 2011

Dentro del libro blanco de desarrollo de una organización o de las normas de calidad del software resulta de mucha utilidad contar con un catálogo de validaciones.

Este catálogo define de manera única cómo validar determinados tipos de atributos como por ejemplo un NIF.

Cuando se esté especificando un requisito funcional (o cualquier otra técnica que se utilice para representar lo que quiere el usuario) y se quiera indicar cómo validar esos atributos, bastará con referenciar al código de validación que le corresponda a cada uno (no teniendo que volver a repetir en qué consiste la validación lo cual a su vez puede ser fuente de errores si no se expresa con las mismas palabras lo que ya está definido en el catálogo de validaciones).