Desarrollo de software. Demasiadas funcionalidades complejas, ¿algo va mal?

Hay muchos sistemas de información que son inherentemente complejos ya que el proceso o procesos que tratan de informatizar son de esa naturaleza.

Pero incluso en estos casos, encontrarnos con demasiadas funcionalidades complejas sobre las que trabajar en paralelo nos debe hacer reflexionar sobre si lo que estamos haciendo lo estamos enfocando adecuadamente:

¿Hay algo que no estamos entendiendo bien y como consecuencia la complejidad de la funcionalidad crece?

¿Estamos incorporando demasiada complejidad a la inherente del proceso?

¿Estamos tratando de abarcar más funcionalidades que las que realmente podemos en este momento?

Demasiados frentes abiertos no se pueden gestionar adecuadamente. En lo posible hay que intentar que sean los menores posibles en un proyecto ya que cuantas más puertas abiertas haya, resultará más difícil enfocar la atención a aspectos concretos y la complejidad del desarrollo aumentará en la misma medida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: