Archivo

Archivos diarios: octubre 7, 2011

En el nivel 3 de CMMI estamos analizando diferentes áreas de proceso que lo que hacen es especificar un marco de trabajo para la realización de determinadas tareas dentro del proceso de desarrollo de software.

Esta estrategia a nivel organizativo para la obtención de productos software requiere de procesos que se encarguen de verificar la calidad y adecuación a su finalidad de los diferentes artefactos intermedios que se vayan obteniendo así como el resultado final, es decir, no se trata solo de definir los caminos que se pueden elegir a la hora realizar el desarrollo, sino también de determinar los controles a realizar para comprobar si las diferentes piezas utilizadas en el proceso de ingeniería del software y de construcción (al fin y al cabo una parte más del mismo proceso de ingeniería) cumplen su propósito y los requisitos establecidos.

Los citados en el anterior párrafo, son los objetivos fundamentales de este área de proceso. La diferencia respecto al área de proceso de validación, que trataremos más adelante, es que en la verificación comprobamos si el estamos desarrollando (construyendo) el producto de manera adecuada (es decir, este artefacto, ¿está construido cómo debe?) y en la validación se comprueba si se está desarrollando el producto correcto (que no es lo mismo). Ambas áreas de proceso van de la mano, aunque tengan finalidades distintas.

Una organización es madura si es capaz de detectar desviaciones lo más cerca posible de la causa o causas que lo provocan, ya que cuanto más nos alejemos del foco y/o más tardemos en realizar acciones correctoras, más esfuerzo se requerirá para invertir esta tendencia.

En este área de proceso se debe establecer:

- Los artefactos que se deben verificar, pudiendo llegar a definirse (como en las otras areas de proceso) diferentes escenarios en función del tipo de proyecto o incluso establecer las condiciones que debe cumplir un artefacto para ser verificado.

- El entorno de verificación, es decir, dónde y qué medios se van a aplicar para realizar las diferentes verificaciones.

- Los procedimientos de verificación, es decir, cómo y que criterios se van a seguir para determinar si un artefacto cumple con su finalidad. La metodología determina que el procedimiento debe basarse en un mecanismo de revisión por pares en cual se suele incluir el análisis de los resultados de la verificación y la determinación de las acciones correctoras.

La revisión por pares (o revisión comunitaria), del inglés peer review, es una técnica utilizada para la verificación de artefactos en el proceso de desarrollo de desarrollo de software, es decir, para comprobar si cada uno de ellos se ha realizado de la manera adecuada y cumple el propósito para el que ha sido construido.

Sin embargo, es una técnica que va más allá del desarrollo de software y es utilizada en muy diferentes ámbitos, eso sí, compartiendo la misma finalidad: la verificación.

La técnica consiste en someter la verificación de un artefacto al arbitraje de otros técnicos, profesionales o científicos que también son expertos en la temática en cuestión (los cuales deben actuar de manera independendiente al resto que estén realizando esta tarea, por lo que no debería compartir opiniones y conocer los dictámenes de los mismos), los cuales realizan la evaluación correspondiente del artefacto, realizando recomendaciones sobre el mismo (pudiendo indicar aquellos aspectos que consideran necesario corregir o mejorar).

En muchos casos, un tercero, es el que decide finalmente qué hacer con el artefacto, es decir, dejarlo tal cuál, hacer caso o no a las recomendaciones realizadas por terceros, etc…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.202 seguidores