Desarrollo de software. Team building

El manifiesto ágil se encargó de poner por escrito una realidad que era anterior a él y que por supuesto, hoy sigue vigente y lo seguirá siendo y es que el activo más importante para el desarrollo de software (y en general para cualquier organización, son las personas).

Por tanto, toda estrategia, toda actividad que fomente el desarrollo de las personas, potencie su motivación, productividad y talento, aproveche los puntos fuertes de cada individuo y los ponga a disposición de la organización o de los equipos de trabajo en los que participe, debe ser tenido en cuenta como algo, más que positivo, necesario.

Sin embargo, ¿qué es lo que nos encontramos en la mayoría de las organizaciones? Pues que como mucho se potencia a individuos concretos que han destacado por algo (una buena venta, un buen proyecto, etc…), teniendo en cuenta una visión cortoplacista (en lugar de medir una trayectoria) y se deja al resto, a la clase media dentro de la organización, con unas políticas de desarrollo personal y colectivo generalista, mediante el acceso a determinadas actividades formativas (a las que tampoco tienen acceso todos).

Mediante autogestión, los propios empleados, pueden potenciar aspectos individuales o de grupo, de hecho no les queda otra en muchos casos, si quieren que su trabajo individual y colectivo tenga unos niveles aceptables y vaya mejorando de manera paulatina. Creo en la autogestión, sin embargo, las organizaciones deben proporcionar medios, accesibles al mayor número de empleados posibles, para favorecer el funcionamiento y dinámica de las personas, de los grupos de trabajo, de los departamentos y de la propia entidad en sí.

Una de las posibles estrategias a utilizar es el team building o el desarrollo de actividades que potencien la empatía, interacción, conocimiento, comunicación, habilidades, capacidad análitica y toma de decisiones dentro de equipos de trabajo.

Estas actividades que persiguen objetivos serios y formales se suelen desarrollar en entornos y formatos distendidos, sin presión, sin obstáculos externos que supongan un freno a las finalidades que se persiguen.

Estos ejercicios pretenden mejorar diversas variables que afectan al funcionamiento de un equipo de trabajo como son la comunicación (cuántos proyectos se hubieran realizado mucho mejor si las personas dentro del equipo de trabajo se hubieran comunicado (no hablo siquiera de comunicarse mejor, sino de al menos comunicarse)), la confianza (que supone un freno para otras variables como la comunicación), la resolución de problemas y toma de decisiones (como medio para poner en juego las habilidades del colectivo y cómo aprovecharlas para conseguir objetivos, mediante el planteamiento de ejercicios que necesitan del equipo y no de individualidades para llevarse a cabo), la importancia de la planificación, la capacidad de adaptarse al cambio, etc…

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: