archivo

Archivos diarios: octubre 24, 2011

En una organización, incluso en aquellas orientadas principalmente al desarrollo de software existen diferentes planes que se ejecutan en paralelo a los diferentes proyectos en los que se esté trabajando: plan de mejora continua de los procesos, plan de marketing, plan de comunicación interna, plan de análisis de costes, etc…

Un proyecto que se lleva a cabo no puede estar de espaldas a estos otros procesos porque insisto, los proyectos no son procesos independientes (fundamento del nivel 3 de CMMI y que ya comenzamos a tratar en el ámbito de la gestión de proyectos en el artículo anterior) sino que están integrados con otros muchos relacionados directa o indirectamente con el desarrollo de software o con la propia gestión organizativa. Por tanto, es necesario tenerlos en cuenta en la gestión del proyecto, siendo necesario tener bien identificados los interfaces a través de los cuales se envía y recibe información para evitar que llegado el momento no se conozca a quién dirigir unos determinados datos o no pueda recibir aquellos que sean necesarios para la integración con el conjunto de planes y procesos organizativos.

Conforme vayamos mirando de más arriba a los proyectos nos daremos cuenta cómo existen interesados en diferentes áreas dentro de la organización y del cliente que participan en diferentes proyectos en los cuales los equipos de proyecto pueden ser distintos o tener pocos componentes en común. Esta circunstancia recomienda igualmente una gestión integrada de las relaciones con los interesados, ¿cuántas veces se ha hecho llegar un mensaje contradictorio a un cliente desde personas distintas dentro de un equipo de proyecto o entre integrantes de proyectos distintos?. Hay que tener cuidado con estos traspiés ya que merman la credibilidad de los interesados afectados, todavía más grave si el interesado es el cliente (no solo se consigue la confianza de estos obteniendo buenos resultados en el producto, también se consigue a través de las relaciones con los mismos).

También es importante no solo tener controlado lo que se dice a los interesados sino también la información que se recibe de ellos.

Por último, en este proceso se definiría la visión integrada del proyecto y la estructura y selección de los equipos integrados de proyecto (lo veremos más en profundidad en áreas de proceso posteriores).