archivo

Archivos diarios: noviembre 14, 2011

Para el cumplimiento de objetivos hay eventos, circunstancias, hitos que deben producirse para alcanzarlos (o justamente lo contrario, es decir, que la consecución de un objetivo requiera que no lleguen a realizarse).

Estos son los factores críticos de éxito, forman parte de las propias tareas para llegar al objetivo o forman parte de su contexto y resulta necesario, por tanto, dedicarle la atención y recursos necesarios para activarlos y que se pongan a nuestro favor.

Solo en circunstancias ideales un proyecto de desarrollo de software no está sometido a incertidumbre. Y en muy contadas ocasiones, en proyectos de pequeño tamaño y/o con procesos muy estables se puede producir algo parecido a esas circunstancias ideales.

Por eso las técnicas de estimación tienen un grave problema para determinar el coste final del software, si bien es importante realizar la mejor estimación posible con el conocimiento disponible ya que un proyecto debe contar con un presupuesto, independientemente de que posteriormente se pueda ampliar o no (si hay circunstancias que lo justifican).

Pero, ¿tantas variables del proyecto pueden cambiar a lo largo del proceso de desarrollo?.

Scott L. Bain es un desarrollador, consultor, conferenciante y autor especializado en metodologías ágiles y TDD que cuenta con más de treinta y cinco años de experiencia en este negocio y responde de manera adecuada a esa cuestión en su siguiente reflexión: “La inutilidad de la lucha contra el cambio: Requisitos, tecnologías, equipos, las prioridades, las empresas, el uso, los usuarios, todo cambiará. Hay cosas que no se pueden saber hasta que se nos presentan. Date por vencido. El cambio es inevitable. Nuestro proceso debe ser un proceso, por lo tanto, de cambio.”