Archivo

Archivos diarios: noviembre 20, 2011

La incertidumbre en el desarrollo de software existe, es evidente, que los requisitos, contexto, usuarios, etc… cambian, y de la noche a la mañana (cuando no en la misma mañana). Que ante el cambio la respuesta debe ser adaptarnos a él, para lo cual la metodología con que se está trabajando debe tener en cuenta este detalle y en donde los stakeholders deben entender ese hecho como natural y que tiene un coste económico y que también afecta a los plazos.

Pero hay más y es el que la arquitectura y codificación del software deben facilitar el cambio. El parámetro velocity, qué determina la cantidad de trabajo que se puede abordar en una iteración depende de las buenas prácticas y de la deuda técnica que acumule el software durante el proceso de programación. No es el único factor, ya que también influye de manera importante la cualificación del equipo que está trabajando y de su experiencia en el desarrollo de este producto concreto, de la arquitectura y framework elegido, etc…

Por ese motivo las metodologías ágiles, como por ejemplo la programación extrema hacen tanto hincapié en la necesidad de que el código sea de la mayor calidad posible, lo que obliga a ir realizando periódicamente actividades de refactorización.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.196 seguidores