Desarrollo de software. Tom DeMarco. Timothy R. Lister. Los días de trabajo perdidos no se recuperan

Trabajamos en muchas ocasiones bajo planificaciones imposibles ya sea porque desde el principio la batalla estaba perdida o porque el propio devenir del proyecto ha dado lugar a situaciones que han provocado que la planificación inicial ya no sirva y quienes tienen poder de decisión no han querido o podido cambiarla.

Es decir, se puede partir de situaciones de alto riesgo de que no se cumpla la planificación o que estas situaciones sean sobrevenidas por contingencias en el proceso de desarrollo.

Debemos tener en cuenta que los proyectos presentan esa incertidumbre y que antes de que nos demos cuenta lo que parecía que estaba controlado, deja de estarlo. En esos momentos es cuando nos acordamos de los días de trabajo perdidos, ya sea por tareas que eran prescindibles, por decisiones equivocadas, porque tuvimos un mal día o porque se cayeron los servidores. Da igual la causa, los recordaremos.

En general es una mala política dejar los esfuerzos para el final, en el desarrollo de software es nefasto, por eso es fundamental mantener una regularidad en la productividad del equipo de trabajo e ir cumpliendo en lo posible los hitos establecidos.

Y es que los días perdidos no vuelven, ya lo dicen Tom DeMarco y Tim Lister en la siguiente reflexión: “Hay millones de maneras de perder un día de trabajo pero ninguna que te lo devuelva”.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: