Desarrollo de software. Sun Tzu. Guerra, proyectos, factores similares para conseguir la victoria

Son muchos años los que llevamos habitando este planeta. Muchas páginas la que tiene nuestra historia. Es cierto que cada día se descubren cosas nuevas, eso nos permite avanzar como civilización (aunque, a veces, no tengamos nada claro en qué dirección), pero también es verdad que otras muchas llevan inventadas muchos años.

Ya he ido comentando que para que un proyecto de desarrollo de software salga adelante, debe ser algo antagónico a una guerra, sin embargo, en términos de organización y estrategia, hay ciertas prácticas que sí que pueden ser comunes.

Al fin y al cabo, los proyectos son llevados a cabo por equipos de personas (un ejército), coordinados o dirigidos por un gestor (un comandante), que necesitan enfocar sus objetivos individuales a un objetivo más general, para lo cual es necesario establecer una cultura que permita a cada uno ver más allá de su ego (la política), unas reglas que automaticen comportamientos, que definan acciones, roles, en diversas situaciones (la doctrina) y tener en cuenta que las actividades se realizan en un contexto que puede variar de manera sensible a lo largo del tiempo (el clima y el terreno).

Así lo cuenta Sun Tzu: “La guerra es un asunto de importancia vital para el Estado; un asunto de vida o muerte, el camino hacia la supervivencia o la destrucción. Por lo tanto, es imperativo estudiarla profundamente.

Hay que valorarla en términos de cinco factores fundamentales, y hacer comparaciones entre diversas condiciones de los bandos antagonistas, de cara a determinar el resultado de la contienda.

El primero de estos factores es la política; el segundo, el clima; el tercero, el terreno; el cuerto, el comandante; y el quinto, la doctrina.

La política significa aquello que hace que el pueblo esté en armonía con su gobernante, de modo que le siga donde sea, sin temer por sus vidas ni a correr cualquier peligro. El clima significa la noche y el día, el frío y el calor, dias despejados o lluviosos, y el cambio de las estaciones. El terreno implica las distancias, y hace referencia a dónde es fácil o difícil desplazarse, y si es campo abierto o lugares estrechos, y esto influencia las posibilidades de supervivencia. El comandante ha de tener como cualidades: sabiduría, sinceridad, benevolencia, coraje y disciplina. Por último, la doctrina ha de ser comprendida como la organización del ejército, las graduaciones y rangos entre los oficiales, la regulación de las rutas de suministros, y la provisión de material militar al ejército.

Estos cinco factores fundamentales han de ser conocidos por cada general. Aquel que los domina, vence; aquel que no, sale derrotado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: