Desarrollo de software. Antipatrón. El martillo de oro

En muchas ocasiones me he encontrado con propuestas metodológicas que, teniendo la oportunidad de conocer el funcionamiento y características de nuestra organización, no se han molestado en adaptar, con la falsa creencia de que determinadas soluciones funcionan en todos sitios.

Ese es el antipatrón del martillo de oro, el intento de aplicar soluciones a problemas concretos creyendo que en todos los casos se van a obtener resultados positivos.

Lo peor de todo eso es que están tan convencidos de que va a funcionar que no presentan el más mínimo margen a su adaptación.

No se trata de querer reinventar algo que funciona (que por otra parte y en muchos casos, estaría por ver), sino de adaptarlo a la cultura de la organización y/o características concretas del problema con el que se va a trabajar.

Otra cosa bien diferente sería realizar una propuesta, indicar las referencias donde ha tenido éxito (a ser posible con datos de contacto de personas a las que se les pueda preguntar) y especificar qué aspectos de la misma sería necesario estudiar con el cliente para terminar de darle forma (explicando también cómo se va a realizar esa tarea, qué recursos necesitaría, qué tiempo requiere, etc…).

Anuncios
15 comentarios
  1. zinkiki dijo:

    Aquí aplica la expresión de: “Cuando tienes un martillo, todo son clavos”

    • jummp dijo:

      Así es, el problema de este antipatrón precisamente es ese, pensar que se dispone de un martillo que sirve para todos los clavos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: