Desarrollo de software. Antipatrón. Complejidad no indispensable

Como no podía ser de otra forma, se considera como antipatrón, toda complejidad funcional, en arquitectura o en código que no aporta, en proporción, una solución mejor que una solución más simple.

A este antipatrón se puede llegar también a través de otros antipatrones como el de la lava seca o el ancla de barco.

Ya resulta tremendamente complicado llevar a cabo de manera efectiva un proyecto de desarrollo de software como para andar introduciendo complejidad de manera gratuita.

Coger una pala y echar al sistema más deuda técnica, añadir funcionalidad que no se va a utilizar, es hacer más grande el problema y lo mismo se llega a un punto donde resulta complicado seguir desarrollando y/o manteniendo el sistema con los medios disponibles.

Por ese motivo hay que analizar bien qué decisiones se toman (viabilidad, complejidad, utilidad, prioridad, riesgos, etc…) y siempre que sea posible realizar acciones que permitan simplificar la solución.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: