Desarrollo de software. Buenas prácticas y antipatrones

Pocas cosas son absolutas. Tampoco lo son las buenas prácticas y los antipatrones.

Cuando leáis algunos de ellos estaréis completamente de acuerdo y en otros estaréis, como mucho, de acuerdo a medias (dependiendo del tipo de proyecto, del equipo de trabajo, de la organización o del momento en que se aplique), cuando no en desacuerdo absoluto.

Y eso es lo normal porque una de las variables que hay que entender en el desarrollo de software es que no hay dos proyectos iguales y por tanto, los factores que hicieron que algo funcionara en uno, no tiene por qué funcionar en otro.

Lo anterior es extensible a la propia gestión de un equipo de trabajo o de una organización, donde los objetivos y las prioridades cambian, las personas también (e incluso permaneciendo el mismo equipo, las circunstancias personales de cada uno y las relaciones dentro del grupo, van evolucionando).

Las buenas prácticas y antipatrones son el resultado de la experiencia, por ese motivo, es importante darle el valor que se merecen y eso se consigue teniéndolas en cuenta total o parcialmente en cada situación, tras analizar si resultan adecuadas para el propósito que se persigue.

La experiencia no se aprovecha aplicándola a ciegas, sino utilizándola de manera conveniente.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: