Desarrollo de software. Antipatrón. Héroe del proletariado

En toda organización hay personas que destacan por mucho que el nivel medio de la plantilla sea alto. Habrá personas que sobresalgan por su talento, otras por su capacidad de trabajo, otras por su productividad, otras por sus resultados, etc…

Eso es absolutamente normal, como también lo es que quienes destacan en una materia probablemente en otras no sean tan buenos.

El problema lo encontramos cuando una organización empieza a tomar a conveniencia a determinadas personas como ejemplo para el resto de trabajadores, centrándose en todas sus virtudes y obviando sus debilidades, con el objetivo de hacer una comparación continua entre sus resultados y aptitudes y la de los demás, exigiendo directa o indirectamente al resto de personal que cada vez se aproximen más a los héroes del proletariado.

Esto al final no es más que una medida de presión para pedir más y más a los empleados, ya que de igual manera que ellos seguirán progresando, las personas que se toman como ejemplo también lo harán, por lo que en la mayoría de los casos, esa diferencia seguirá existiendo (en mayor o medida) por mucho que pongamos empeño en ello (no digo que no se pueda superar en algún momento a esas referencias, lo que pasa es que será algo que no se producirá de la noche a la mañana y que requiere mucho esfuerzo tanto dentro del trabajo como fuera), esto hará que se entre en una espiral donde las condiciones laborales serán cada vez peores.

Esto que se podría considerar como un patrón para la mejora de la productividad y que tal vez a corto plazo lo consiga, tiene unos efectos secundarios peligrosos:

– Las personas que se toman como referencia, por regla general tienen mejores condiciones salariales e incluso laborales que aquellos a los que se les exige parecerse a ellas y eso pesará como una losa cuando los empleados estén en unos niveles de presión o de carga de trabajo límite (¿por qué tengo que tener estas responsabilidades, presión o carga de trabajo cuando cobro la mitad que ellos?).

– Las personas que se toman como referencia en función de la actitud que muestren con respecto a los demás, pueden verse cada vez más excluidas del grupo.

– Nadie es perfecto, los héroes del proletariado presentan debilidades, se equivocarán, pasarán por rachas donde sus resultados o productividad no será el que era, lo que hará que la pregunta anterior de ¿por qué tengo que tener estas responsabilidades, presión o carga de trabajo cuando cobro la mitad que ellos?, pasará a ser, en muchos casos, ¿por qué tengo que tener estas responsabilidades, presión o carga de trabajo cuando cobro la mitad que ellos y mis resultados son incluso mejores que los de ellos?.

– Si las condiciones laborales empeoran, probablemente mucho talento de la empresa termine marchándose de la misma, incluso los mismos héroes del proletariado, porque cuando una organización adopta esta actitud, afecta a todos, incluso a aquellos que se toman como referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: