Desarrollo de software. Antipatrón. Yes man

Decir siempre que sí a tus superiores es una postura muy cómoda para ambos. El jefe no tendrá que perderse en explicaciones y el subordinado no verá desgastada su relación con quien en gran medida depende su carrera laboral y salario, además de tener la tranquilidad de que la decisión ha sido tomado por otro y que solo se te podrá juzgar por la ejecución correcta de la misma.

Sin embargo, con esta relación se pierde mucho valor. El jefe pierde la oportunidad de escuchar otros puntos de vista que complementen su visión o que le permitan corregirla (ser jefe no implica tener que acertar siempre con su verdad absoluta, sino tomar la mejora decisión posible, aunque sea equivocada, en base a toda aquella información y conocimiento que pueda tener en la ventana de tiempo para tomarla y eso pasa por escuchar a aquellos que probablemente estén más cerca del problema) y la persona que depende de él, pierde la oportunidad de ponerse unas condiciones de partida más favorables para conseguir los objetivos, porque no olvidemos que aunque se te vaya a juzgar por cómo ejecutas, las tortas suelen ser inversamente proporcionales a tu puesto en la organización, y además, te permitirá estar mucho más implicado en el trabajo que realizas porque has participado en cómo se va a afrontar la misma.

Además, otro problema que presentan los yes man es que suelen ser totalmente permeables por arriba pero absolutamente impermeables por debajo, es decir, todas las facilidades y flexibilidad que muestran a sus superiores se convierten en un muro con las personas que forman parte de su equipo, lo cual produce una pérdida de confianza de estos frente a él que se traduce en una menor motivación y rendimiento en el trabajo y en una comunicación cada vez más deficiente.

3 comentarios
  1. Ricardo dijo:

    Hay que aprender a saber decir NO. Y también las formas, decir NO no tiene porque ser maleducado.

    • jummp dijo:

      Hay mucho miedo en decir lo que se piensa, ese es el problema y la culpa es tanto de los que tienen el miedo como de quiénes lo provocan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: