archivo

Archivos diarios: enero 19, 2012

Antipatrón clásico en las empresas de desarrollo de software.

Seguro que os suena: Se produce cuando se establece la cultura de que es necesario llegar al trabajo antes que el jefe y salir después de que este se vaya, de manera que aquellos que no lo cumplen son acusados de falta de compromiso.

Cuando esto se institucionaliza el jefe es el que define a su conveniencia la duración de la jornada laboral, de manera que si entiende que el proyecto va mal económicamente y/o en plazos, siempre tendrá la oportunidad de provocar todavía más overtime.

Todos estamos dispuestos a asumir picos de trabajo porque sabemos perfectamente cómo es nuestra profesión y cuál es la naturaleza del desarrollo de software pero eso es una cosa y otra que siempre nos encontremos con una situación de crisis, eso no hay quien lo aguante sin que de alguna manera se resienta la persona, ya que por muchos medios que intente poner verá mermada su productividad porque estará cansada y bloqueada.

Al final ese overtime continuado juega en contra del proyecto porque además de la productividad se resiente la calidad de los trabajos y también contra la organización porque buena parte de este personal terminará buscando destinos mejores.