archivo

Archivos diarios: enero 27, 2012

Es un antipatrón en el que se cae con relativa frecuencia y que tiene consecuencias económicas muy negativas para la organización que acepta el trabajo (en el caso de que se trate de una contratación a un cliente) y muchísimo esfuerzo para el equipo de proyecto afectado por el mismo (ya sea por el motivo anterior o porque un directivo o gerente de tu organización te lo asigna).

Se trata de aceptar proyectos que se venden (es curioso, pero muchas veces es el cliente el que vende al proveedor) como algo muy simple (solo hay que…), en los que no se realiza un análisis a alto nivel de su complejidad o viabilidad y que después resulta que es mucho más complejo y que requerirá mucho más esfuerzo que el inicialmente previsto.

Como decía en el primer párrafo, también se puede producir dentro de una organización cuando el gestor de turno te pide el favor de que le dejes un hueco a un nuevo proyecto que es muy sencillito y que apenas le va a quitar tiempo…

Se le llama Guerra de Vietnam por su analogía con la misma: guerra supuestamente fácil y corta que se cobra una alta tasa de víctimas.

Se basa en la adopción de técnicas, tecnologías, metodologías, etc… por el simple hecho de estar a la moda o haber sido el tema principal del último curso o conferencia a la que has asistido, sin realizar un análisis riguroso de las ventajas e inconvenientes que tiene la aplicación de las mismas.

Es muy parecido al patrón “Blowhard Jamboree“, con la diferencia de que este último está más orientado a seguir los criterios de una determinada persona o actor importante o de prestigio (al menos para el que lo sigue, mientras que “anunciado en televisióń” no está tan centrado en la persona que lo cuenta.

Estar al día en las tendencias tecnologícas, de ingeniería del software, etc…, resulta muy interesante ya que en muchas ocasiones ser un early adopter proporciona una ventaja competitiva interesante y en otras probablemente se pueda mejorar la forma en la que se está trabajando.

En el caso de conferencias, cursos, certificaciones, etc…, pasa exactamente lo mismo, si han sido interesantes seguro que has adquirido una serie de conocimientos que pueden ser muy provechosos.

El problema no es aprender, no es conocer nuevos contextos o enfoques, el problema es aplicarlos a ciegas.