archivo

Archivos diarios: febrero 5, 2012

Este antipatrón se produce cuando de manera sistemática se opta por poner en copia en el correo electrónico a un montón de personas, muchas de las cuales tienen una relación inexistente o muy lejana con el tema que se esté tratando.

Esto además de la pérdida de tiempo que provoca en aquellas personas para las que el correo no es de interés, implica que cada vez se sientan menos tentados de prestar atención a los que le llegan de determinados remitentes lo que hace que, en muchos casos, se termine llegando a la situación de que cuando se envíe un correo relevante se ignore o se le de una prioridad de tratamiento mucho menor

El efecto anterior se acentúa si el correo inicial termina convirtiéndose en un hilo de correos.

Otro problema de este antipatrón lo tenemos cuando tratándose de un conflicto entre dos personas o entre un grupo reducido de ellas, se decide poner a más personas de las interesadas como copia en el correo, como si se buscase público para dejar claro ante los demás una postura o posición de poder o se quisiera, de alguna manera, dar ejemplo.

No recomiendo nunca optar por esa vía. Trata los conflictos en persona. Meter a más gente por medio y, además, por correo electrónico, lejos de solucionar nada, lo empeorará todo.