Desarrollo de software. Contratación ágil I

En las relaciones cliente/proveedor, uno de los aspectos que más complicado resulta a la hora de enfocar un proyecto siguiendo un enfoque iterativo incremental lo tenemos en el marco contractual.

Teniendo en cuenta la incertidumbre que existe en el proceso de desarrollo de software y que el objetivo final debería ser cumplir las expectativas de los usuarios a los que va dirigida la aplicación, la situación ideal sería ir facturando por iteración hasta conseguir la versión final del producto.

Es decir, a priori, no tendríamos ni límite presupuestario ni límite de plazos. Muy pocos clientes aceptarían un marco de trabajo como ese, entre otras cosas porque ellos sí que se tienen que ceñir a un presupuesto y en la mayoría de las ocasiones (con mayor o menos flexibilidad) a unos plazos.

Por tanto, va a resultar necesario adaptar los trabajos a un marco limitado en presupuesto y también en plazos, pero resulta absolutamente necesario que el cliente sea consciente de qué es lo que se va ejecutar con ese presupuesto y que el proceso de desarrollo de software es adaptativo, evolutivo y bajo incertidumbre o lo que es lo mismo, que el planteamiento inicial que se haga puede variar (de hecho variará).

Se pueden aplicar diferentes fórmulas para realizar una contrato ágil, en próximos artículos veremos algunas posibilidades.

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: